Retrorrecetas: Bizcocho Amarmolado.

Yo no quería, pero la heredera se empeñó. Yo quería traerles una receta de ésas con todos los nutrientes, para tomar rapidito, como el zumo, antes de que se le vayan las vitaminas, con sus fósforos, sus calcios, sus proteínas y todo eso que a las madres de bien, incluida la vintage, preocupan y ocupan. Pero no. Doña Croqueta insiste muy seria y circunspecta en que eso a los lectores, ni fu ni fa, que donde esté el bizcocho, que se quiten los cocidos y potajes. Y si además lleva chocolate, que es fruto, sale de una planta y cuenta como ensalada, como ya les comenté anteriormente, con más razón, que es sanísimo._DSC6883El caso es que, con estos argumentos extraídos de una clase de retórica que ni Demóstenes, me convenció para traerles hoy una de las recetas más retro de las que hacemos en casa de la madre vintage y que ha llegado a nuestras manos a través de al menos dos generaciones. Además de estar para chuparse los dedos, no puede ser más bonito, con esas vetas de chocolate que adornan el interior del bizcocho. Un verdadero atentado a la operación vikingo, pero qué quieren, por estos lares hace mucho frío y es necesario aprovisionarse de calorías cual oso dispuesto a hibernar._DSC6830

Ingredientes:

  • 4 huevos.
  • 200 gr. de harina.
  • 200 gr. de azúcar.
  • 200 gr. de mantequilla.
  • 100 gr. de chocolate. (Aquí la madre vintage se viene arriba y sube la apuesta a 200 gr. El mundo es de los valientes).
  • Un chorrito de leche._DSC6827

Elaboración:

Ponemos el chocolate a derretir junto con el chorrito de leche, al baño María y a fuego lento.  Mientras, separamos las yemas de las claras y batimos las primeras junto con la mitad del azúcar, al modo tradicional, con cuchara de palo. Desconocemos el resultado o la manera de preparar esta receta con Thermomix; respetos al máximo en todos los aspectos y en ése en concreto, pero una madre vintage que se precie es como un herrero: con cuchara de palo. Pero al lío: cuando las yemas estén blanquecinas y espumosas, se añade la mantequilla fundida (al baño María o en microondas, vamos a hacer un guiño a la tecnología) y la harina. Removemos hasta que esté todo bien mezclado y separamos la masa en dos partes iguales. A una de las dos se le añade el chocolate derretido con la leche y se mezcla homogéneamente.
_DSC6834 _DSC6836_DSC6845

_DSC6858Se levantan las claras a punto de nieve con la mitad del azúcar que no hemos utilizado. El espíritu retro permite montador de claras eléctrico, entre otras cosas porque la madre vintage no ha sido capaz de darle la misma consistencia a mano. Tiene menos fuerza en el brazo derecho que el estornudo de una ameba. Una vez levantadas las claras con el azúcar, se añade la mitad a cada parte de la masa, mezclando despacio con cuchara de palo para que no se bajen._DSC6859_DSC6864

_DSC6866En un molde, se van echando cucharadas alternas de ambas masas, con y sin chocolate. Es una receta fenomenal para hacer con los herederos porque cada pinche (uno, dos, o los que cada uno tenga en su haber) puede ir echando de una de las masas hasta conseguir esa apariencia de mármol entre la mezcla que lleva chocolate y la que no._DSC6868_DSC6878_DSC6881Finalmente, se mete en el horno unos tres cuartos de hora (45′). En nuestra receta ponía “horno moderado”, pero dado que esa expresión induce a confusión y a que dependa de la cordura y mesura de cada chef, hemos indagado y constatado por experiencia que la moderación no supera los 180º (caloríficos, que si uno se pone a dar vueltas, a lo Willy Fogg, lo lógico y moderado es que, al menos una vez, alcance los 360º). Dejen enfriar, más que nada por precaución, amigos followers; desmolden y listo. Si pueden no comérselo de una sentada, me lo dicen, s’il vous plaît.

¡Feliz Martes!

Mary Wilson

5 comentarios en “Retrorrecetas: Bizcocho Amarmolado.

  1. Yo, una vez más, me veo obligada a estar de acuerdo con Julia. Porque salvo que tengas una receta para hacer acelgas y que sepan a macarrones con chorizo, esta receta mola muchiiiisimo. Me la aguardo para alegrar la tarde a mis chicos una de esas tardes de sábado típicas de Mordor, seguro que el heredero me ayuda encantado.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s