El pinchadiscos: Luciérnagas y Mariposas.

8800364913_c7fec3925d_oSeguro que les ha pasado. Porque una es muy salmón, pero no es única en su especie. Seguro que de repente, con un libro en la mano o con la música puesta, alguien ha puesto palabras a sus emociones. Seguro que en ese momento han pensado en esa especie de serendipia, conjunción interestelar de astros y planetas, incluso de cinturones de asteroides, que diría la heredera, que transcribe o pone banda sonora a lo que ustedes sentían. Puede que, además, como la madre vintage, que es más agonías que ir con paraguas por debajo de las cornisas, en modo Tristón ON, han exclamado: “¡Oh, Leoncio, nunca conseguiré escribir tan bonito!”

Pues no hace falta, también se lo digo. Porque como decía Massimo Troisi en “El Cartero y Pablo Neruda”, la poesía no es de quien la escribe, sino de quien la necesita. Y cuando alguien clava tus sentimientos de esta manera, cuando dan en la diana de forma tan sublime, no merece la pena insistir. Por mucho que uno esté en plan Agatha Ruiz de la Prada y no pueda parar de crear, en un momento así, ha de reconocer que lo han callado.

Eso, y que se le ponga la piel de pollo cuando la escucha, es lo que le viene a suceder a la madre vintage con esta canción (y este vídeo). ¿Para qué escribir más? Mucho mejor que suenen ya Lori Meyers, Luciérnagas y Mariposas:

¡Feliz Miércoles!

Mary Wilson

 

4 comentarios en “El pinchadiscos: Luciérnagas y Mariposas.

  1. Me encanta cómo has descrito esa sensación, yo tengo unas cuantas de esas que “otros escribieron para mí” y me encantan, aunque ya no sea eso lo que siento pero me chifla recordarlas. Buzo de Cooper es una de ellas y no te hago el listado completo porque tengo un montón. Con los libros no he tenido nunca la sensación tan acusada como la tengo con las canciones. Y luego de las canciones hay otra cosa que me fascina, cuando oigo una canción de “amor-amor”, de esas chulas que te atrapan, rollo I have Been waiting de Matthew Sweat, pienso en cómo de afortunada se tiene que sentir la musa inspiradora de semejante temazo, seguro que esa sensación tú sí la conoces 😉. Vaya comentario más largo me ha salido!! Besos

    Me gusta

    1. Es que Matthew es muy de esa sensación. A mí me pasa mucho. Hay canciones que son tan evocadoras y emocionantes que hasta me ponen un nudo en la garganta. Me ha pasado con la nueva de Cooper, El Asiento de Atrás… y me pasa con To Love Somebody, de los Bee Gees. Un beso enorme!!!!!

      Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s