Palabras para Julia: El efecto Pigmalión.

Sonriente hasta los ojos, como dices tú. Como eres tú. Desde que te levantas hasta que te acuestas. Optimista a tope de pagüer. Impasible, como el ademán en la canción (que en oídos tercos que conocemos, se convierte en un alemán). Enseñando a cada paso que la vida puede ser, ES, una fiesta continua, con música, baile y copichuelas. Que nada hay tan importante ni tan grave que una sonrisa no pueda solucionar, aliviar, o dar un enfoque menos trágico. Que tó er mundo es güeno, que cualquier invención es real y que todo es posible si somos capaces de haberlo imaginado.15930391132_ed7260946c_o

Perdóname. Sí, sí, tú. Perdóname. Por los bocados de realidad a tu actitud. Por sentir el deber de enseñarte y corregirte en tu felicidad continua. Por bajarte de tu nube de algodón y de alegría para darte de bruces con la tristeza. Por enderezar el camino mal andado. Por las llamadas de atención a las que respondes con una risa nerviosa que pretende disimular u ocultar los errores.  A veces, sólo a veces, la carcajada no encaja. A veces, sólo a veces, se impone la seriedad. Y no pasar página tan pronto. Reflexionar, entender, asumir. Y actuar en conciencia y en consecuencia.15802603720_548eb16505_o

Perdóname. Por abrirte los ojos a un mundo que en tu mirada irradia luz y color, donde los pajaritos cantan y las nubes se levantan, y no hay ningún chaparrón porque siempre brilla el sol y reina la concordia, la cooperación y la bondad. Perdóname por enseñarte el Lado Oscuro y los peligros de la Fuerza. No los de George Lucas, los de verdad. Es la única manera que encuentro de que tu alma, tu inocencia y tu pureza sigan un poquito intactas cuando el huracán de las cosas feas de la humanidad llegue a ti. Y que el dolor del mundo no te cambie.15383796333_199cdfe82c_o

Perdóname. Porque como Salinas, sólo quiero sacar de ti tu mejor tú. Ese que yo veo, no tan en el fondo como dice el poema, y que tú aún no aciertas a intuir porque apenas tienes ocho años. Tu mejor tú. Aunque a veces me olvide de que mis ojos no son tus ojos, de que tu risa es más fuerte que la mía, de que el mismo consejo no sirve para almas diferentes y de que tu libertad ha de volar mucho más alto que la mía. Que sólo hay que dibujar tenues renglones a lápiz en tu hoja en blanco para que tú puedas y sepas escribir grandes historias. Y de paso, mejorar las que yo escribo en la mía.JUMP

En este momento, soy Henry Higgins y tú My Fair Lady. La lluvia en Sevilla es una maravilla y toda la movida a tope. Y como a Eliza, yo te sacaré de quicio y tú me sacarás cantares. Pero, a diferencia del profesor, lo mío no es una apuesta ni un reto académico. Es la obligación de quien tiene entre sus manos un diamante en bruto: pulirlo, conservarlo y darle esplendor para que nada ni nadie pueda rayarlo. Casi casi soy como la RAE.

¡Feliz Martes!

Mary Wilson

12 comentarios en “Palabras para Julia: El efecto Pigmalión.

  1. ayyyyyyy que bonito!!!!! Julia es un amor de niña y sera una grandisima persona, solo hay que ver esos ojos, es amirada, esa sonrisa y el tener unos padres como los que tiene!!!!!!!!! algo o alguien intentara arñar ese diamante pero solo conseguiran que brille mas!!!!!!!! una entrada preciosa, y las fotos impresionantes! Felicidades por ese diamante que tienes en casa. Muchos besos, carol

    Me gusta

  2. A veces es como si estuvieras en mi cabeza!!! y en la de much@s más supongo. Cómo piensas, como escribes, tus fotos… Nuestro mayor temor es que esa preciosa inocencia, ese amor incondicional a las personas que profesan nuestros hij@s un día cambiará… Y deseamos con todas nuestras fuerzas haberles enseñado lo suficiente para cuando llegue ese momento no se conviertan en otra persona. Nuestro diamante se irá transformando, solo espero que en toda esta transformación a lo largo de su vida aprenda mucho y de todo, para poder actuar consecuentemente. Mientras, disfrutaré de mi hija. Un beso Mary Wilson.

    Me gusta

  3. Me ha encantado!! Porque yo soy muy partidaria de ir recetando de vez en cuando píldoras de realidad, que viva de frente al mundo y no de espaldas a la realidad. Quiero que sea mejor que yo y no tenga miedo, que sepa que el mundo no es un lugar perfecto pero que eso no le amilane para buscar su sitio en el y a extraer la felicidad de mil pequeñas cosas. Creo que ya te lo he dicho otras veces pero Julia es muy afortunada de tener una madre como tú, con una sensatez a prueba de bombas y además tan artista. Un beso.

    Me gusta

    1. Qué bien! Yo tengo que hacerlo porque es mi obligación, pero a veces siento que qué pena, ella feliz en su burbuja y yo venga a pinchársela… En el fondo sé que tengo que hacerlo por las razones que cuento en el post, pero no puedo evitar un sabor amargo después… Un beso bonita!

      Me gusta

  4. Estos días he pasado mucho tiempo leyendo blogs que no conocía, y el tuyo me ha sorprendido y encantado. Preciosas fotos, preciosos textos… Esta entrada en concreto me ha emocionado, por lo que dices y por cómo lo dices. Una pasada 😉

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s