El pinchadiscos: Stubborn kind of fellow.

13072254_978098842305050_120350362_oSeguro que ya se lo he contado alguna vez por aquí, pero una madre es una madre y tiende a repetir los conceptos cienes y cienes de veces hasta que calen en el descendiente, en plan gota china si hace falta. En cualquier caso, como se trata de una (que no la única) de las prioridades de la que suscribe, insiste en que si  hay algo que quiere transmitir a la heredera es la necesidad del esfuerzo en cada empresa que lleve a cabo. Con mucha intensidad. Ya sea estudiarse las capitales del mundo, ordenar los juguetes o dibujar una rayuela en el parque, las cosas hay que poner todo el empeño en hacerlas bien, cueste lo que cueste. Si luego el asunto se tuerce, por lo que sea, qué le vamos a hacer, pero que no se diga que no ha sido porque no lo hemos intentado. Y el mismo tesón que pone la madre vintage en repetir el concepto se exige en la destinataria a la hora de ponerse manos a la obra en lo que sea menester. En efecto, un Don Erre que Erre en toda regla. Llámenlo esfuerzo, terquedad o cabezonería. Lo mismo me da. Muchas veces acaba dando fruto. Y alguna que otra, incluso se valora.

Sea como fuere, y aunque no lo compartieren, la canción del pinchadiscos de hoy es una de mis favoritas. Suenan ya The Roulettes, Stubborn Kind of Fellow:

¡Feliz Lunes!

Mary Wilson

 

 

2 comentarios en “El pinchadiscos: Stubborn kind of fellow.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s