El pinchadiscos: Piedras.

piedrasPiedras. Nos ha dado por ahí, qué le vamos a hacer. Otros coleccionan cromos, pero en casa de la madre vintage, nos hemos convertido en el Tadeo Jones de la minerología. Lo que básicamente consiste en bajar al patio y llenarnos los bolsillos de chinitas halladas en la “excavación” (porque otra cosa no, pero darle color a la vida es lo nuestro). Y así llenamos cajitas y cajones, que tengo la casa que parece la tumba de Oskar Schindler. Cualquier día nos llaman de patrimonio nacional por apropiación indebida, no les digo más.

Pero ya saben que “no es Diógenes, es coleccionismo” y ante tal argumento, la madre vintage calla. Y claudica. Por eso y porque las piedras tienen un simbolismo que le tiene comido el corazón: son fuertes, son sencillas, son eternas. Han perdido parte de sí, pero a la vez contienen todo lo esencial en ellas y, con el tiempo, se dulcifican y son más parte aún del lugar al que pertenecen, resistiendo a través de los siglos. Perdonen si me pongo en modo pitufo filósofo ON, pero el miércoles cumplo años y voy un poco croqueta. Otros se dan al alcohol. O al botox.  A nosotros nos ha dado por las piedras. Que; además, tienen muchos años y a los mayores se les debe un respeto. Hombre ya. Palabrita de madre vintage y hoy de Fabián, Piedras:

¡Feliz Lunes!

Mary Wilson

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s