El pinchadiscos: Tell her no.

Keep calm, maifréns. No voy a colarles por aquí una filípica acerca de los numerosos estudios que avalan la necesidad de decir que no en términos educativos y pedagógicos e incluso las bondades para los estados mentales de las personas humanas (y de las otras, que como las meigas, haberlas haylas, por lo visto). Ya saben que la madre vintage, al menos en lo que la heredera se refiere, en menos que canta un gallo, se pone en modo tricórnico ON, o sea, en estado benemérito y activa la máquina de reñir y de negarse y entra en bucle. A corto plazo los resultados son insatisfactorios, también se lo digo, pero esto es una carrera de fondo. Pero de fondo de inversión.

Dicho lo cual, y partiendo de la base de que la madre vintage tiene el corega mental un poco despegado, ténganlo en cuenta ustedes, queridos followers, a la que suscribe con el no le pasa como al sacerdote aquel con el pecado: que no es partidaria. Mucho mejor el sí, donde va a parar, que da más alegría y buen rollo, que el no, que debería extinguirse como palabra aceptada por la RAE. O limitarse para casos de fuerza mayor. Exceptuando, eso sí, la música, que debe permanecer intacta. Un poco como lo que ocurre con la cucaracha, que como bicho debería desaparecer de la faz de la tierra por repulsivo e inservible, pero como canción ha sido el alma de muchas fiestas, el inicio de muchas congas y debe continuar por los siglos de los siglos. Está bien, no es un buen ejemplo, por eso les traigo hoy a The Zombies, Tell Her No:

¡Feliz Lunes!

Mary Wilson

 

 

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s