El pinchadiscos: Don’t look back!

Ya estamos de vuelta, con un año casi casi entero listo para estrenar, huele diferente y tiene todas las hojas en blanco y si uno cierra los ojos puede hasta tocar la misma sensación que cuando los pies desnudos rozan las sábanas limpias. Siempre con su poquita de amoniaco, of course, que el número de la anualidad puede haber cambiado, pero la que suscribe sigue siendo la misma, como Tamara, la de la Seisdedos, la mala. O la buena, según se mire, que en la viña del Señor, sobre gustos no hay nada escrito.manosEl caso es que, queridos followers, después de unas improvisadas vacaciones bloggeriles, motivadas por, entre otras cosas, funciones navideñas, idas y venidas, gestiones monárquicas, más idas y venidas, excels, cálculos y papeleos en el trabajo 1.0 y proyectos fotográficos de los que dará buena cuenta exorcísticamente a su tiempo, la madre vintage torció el ojo a lo Puerto Hurraco y, en lugar de liarse a escopetazo limpio como los hermanos Izquierdo, decidió tomarse el descanso anteriormente citado y empezar sin condenas y con fuerzas, ánimos renovados y neuronas en su sitio el 2017.

Con todo eso y con alguna arroba más, y no de las cibernéticas precisamente, también se lo digo. Que ha estado a punto de ser arponeada durante estas fiestas cual cetáceo marino tras la ingesta masiva de polvorones y roscón de Reyes. Y con un montón de plancha,y de otras actividades, como la que nos ocupa right now, pendientes. Pero, maifréns, ni estamos en Israel ni esto es el Muro de las Lamentaciones, así que sólo queda proponerse estrenar el 2017 con todas las ganas del mundo, mirando al frente y con el firme propósito de cumplir con todo aquello que nos quedó en el tintero y mejorar en lo humano (en lo divino, no, porque no se puede, no se empeñen; si quieren se lo miro, pero va a ser que no). Además, mirar atrás sólo genera dolores de cervicales y/o tortícolis, amén de ser incomodísimo, y como venga una corriente se quedan así para toda la vida. Ah, no, que eso era para lo del bizqueo… Bueno, pues porque lo digo yo, que soy madre, y punto. Y también The Remains, Don’t Look Back:

¡Feliz Lunes!

Mary Wilson

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s