And the Oscar goes to…

Cosas de la vida. Ahora mismo me siento como Paco Martínez Soria, ese icono de toda retromadre, pero esta vez no con la boina calada hasta media frente, la maleta en una mano y la gallina bajo el brazo, mientras sortea con pasmo los coches de las calles de Madrid recién bajado del coche de línea. No. Esta vez es más la representación de Don Paco en El Alegre Divorciado donde se maravilla de la llegada de “la cevilización, el pogreso, la indiosincrasia…” y termina sintiéndose “ecuanimánime”. Tal cual. _dsc5604Porque si hace dos años le dicen a una que va a ponerse a hablar de sus taras y las colindantes para la blogosfera, que va a publicar prácticamente todas las semanas, que va a haber a quien le interese y que incluso la paren por la calle, la madre vintage hubiera soltado una carcajada y vuelto los ojos del revés. Si fuera en papel de estraza, con pluma y tintero, o con un teléfono de góndola de los de toda la vida, lo hubiera creído, pero así, con wifis varios y wordpresses, entregada a los peligros del interné y las redes sociales, perdida en un trastorno de personalidad múltiple entre la fotografía y las crónicas retro, jamás lo hubiera pensado. Pero ya ven, “ecuanimánime”. Al final va a ser más que cierto que una es una mujer de contrastes._dsc5618El caso es que aquí me tienen, casi dos años después de empezar y sobreviviendo. A veces en modo Rambo, llena de tizne y con los pelos un poco reguleros, sin sentir las piernas y batallando con mis charlies particulares, de comandos por la vida vintage. Otras veces, las menos, también se lo digo, con la felicidad y el arranque que da la ignorancia, sumergida en el mundo moderno al borde del ahogamiento y sin una Pamela Anderson que la rescate, hasta que tiene que ponerse a nadar a contracorriente, comme d’habitude. La cabra tira al monte y el salmón, ya saben, río arriba._dsc5606-2 Por eso, porque no imaginaba llegar hasta aquí y mucho menos que hubiera quien me siguiera en mi periplo e incluso me acompañara, cuando me comunicaron que este blog está nominado en Madresfera al Premio al Mejor Blog Personal 2016, perdónenme, pero casi me da un pampurrio, de los gordos, de esos que sólo se sofocan con Agua del Carmen, como mandan los cánones de lo retro. A puntito estuve de llamar para ver si se trataba de un error debido a la ingesta de alimentos en mal estado, bebidas espirituosas o sustancias psicotrópicas o estupefacientes de dudosa pureza, pero enseguida pensé que una madre no se mete en casas ajenas porque a ella no le importan los demás, le importas tú. Y punto en boca._dsc5620-2Así que sólo me queda dar las gracias a Madresfera por la nominación y a los queridos followers, porque algo habrán hecho ustedes. Yo, aquí, como viene siendo habitual, muy en mi línea de fuego, llegué por casualidad, vi luz y entré. Y como se estaba caliente y daban café y además estaban ustedes, maifréns, me quedé. Y créanme: fue una de las mejores decisiones de mi vida. Palabrita de madre.

¡Feliz Jueves!

Mary Wilson

Nota: si quieren votarnos, cosa que agradeceríamos infinita y eternamente nivel ninja, 
pueden hacerlo directamente AQUÍ.

4 comentarios en “And the Oscar goes to…

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s