Reflexiones de la madre vintage: Ponte peluca!

Aparte de las listas, que a una madre en general y a esta que suscribe en particular le tienen comido el corazón, si hay algo que nos da la vida en esta casa es el mundo disfraz. Y no sólo porque justifique la acumulación de telares, objetos y cachivaches que bien pudieran ser utilizados en futuras ocasiones como atrezzo de los atuendos varios, no me hagan repetirles que “no es Diógenes, es coleccionismo” y añadir que es una actitud que pertenece al Sistema Maternal de Previsión, sino porque genera en sus participantes dosis de emoción, creatividad, trabajo en equipo y mucho divertido que rozan la estratosfera y/o alguna capa superior de la atmósfera que nos rodea. Así, sin exagerar ni una mijita.

La menda, que es un poco hipocondriaca en lo que a maternidad se refiere, pensaba que esto se había convertido en una tara importante y que le restaba seriedad en su papel de progenitora a los ojos del colectivo adulto que le rodea, cosa que por otro lado y por serles del todo sincera, le preocupa e importa exactamente cero patatero, las cosas como son, pero su desazón educadora quedó apaciguada tras conocer las bondades de disfrazarse en este vídeo de su admirada Nuria Pérez. Igual que cuando lee los estudios de la Universidad de las Islas Caimán sobre las propiedades y beneficios de comer chocolate en cantidades industriales:

Añadiría además, más que nada por justificar el comportamiento de la madre vintage que todas las cualidades y aptitudes que desarrollan y potencian los disfraces no sólo resultan de aplicación a los vástagos de nuestras entretelas, sino también a sus ascendientes, al menos en nuestro caso, aunque a lo mejor es debido a que su intelecto está un poco croqueta, también se lo digo. Y es que no sólo la heredera desarrolla su imaginación y creatividad eligiendo el disfraz en cuestión y luego interpretando su papel en modo Off Broadway. No. La necesidad agudiza el ingenio y la madre vintage sabe perfectamente que unas cortinas son materia prima que trastornaría al mismísimo Rhett Butler o al Capitán Von Trapp. Y a partir de ahí y con la llegada del interné y del ebayismylife, la neurona no descansa y todo es posible. En Granada y en general.

Para muestra e inspiración del respetable, cualquiera de las fotografías de esta entrada de hoy y este vídeo de Nuria Pérez con gran profusión de ideas increíbles:

Que ustedes se inspiren, disfracen y diviertan a tope de pagüer. Nivel Muchachada Nui.

¡Feliz Miércoles!

Mary Wilson

 

 

2 comentarios en “Reflexiones de la madre vintage: Ponte peluca!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s