El pinchadiscos: Please, Mr Postman.

Ayer la heredera tuvo que escribir una redacción con motivo del Día de la Madre. Y todo fueron cosas bonitas, oigan. No habló de los pelos de electroduende de su progenitora por las mañanas, ni de las ojeras de oso panda, ni de los flotadores acumulados en la zona anterior y posterior. Dijo que era guapa. “Aunque no se pinte, “ oigan, y eso tiene mucho mérito. No habló de los enfados en modo Benemérita ON, con tricornio y sin bigote, ni de las monsergas épicas educativas, ni de las transformaciones en Niña del Exorcista de su madre. Dijo que era amorosa. Y que daba muchos besos y abrazos. Y que olía bien.

Ni siquiera habló de lo que sufre en silencio a la madre fotógrafa. Sólo dijo que tenía suerte. Y la verdad, las cosas como son, la que tiene suerte es esta que suscribe. Porque la heredera tiene la virtud de quedarse con lo bueno de las personas, de pasar página enseguida, de perdonar y de abrir los brazos pase lo que pase. Sin rencores ni recelos. Porque son sus ojos los que dan belleza a las cosas que mira, y hacen esenciales las cosas que de verdad importan. Y lo demás, pelillos a la mar.

Y para rematar a gol y llevarse la Copa de la Casa, me pone esto en el coche de camino a casa y volvemos cantando a voz en grito y sonrientes hasta los ojos. Ella sí que sabe escribir cartas de amor. The Beatles, Please Mr Postman:

¡Feliz Lunes!

Mary Wilson

2 comentarios en “El pinchadiscos: Please, Mr Postman.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s