El pinchadiscos: Voy a pintar.

Hace unos días me preguntaban por hits que eran de obligada escucha en casa de la madre vintage, a tope de pop e indie, y como a ésta que suscribe, una lista lo que más, me puse manos a la obra y papel y lápiz en ristre a ordenar los temazos que más suenan en nuestro pinchadiscos particular. A la heredera le tienen comido el corazón muchas canciones de los ochenta y noventa, pero me vinieron a la cabeza algunas que ha cantado desde que todavía tenía lengua de trapo y que son un poquito más viejunas, aunque lo siguen petando en los cuarenta principales de nuestro corazón.

Quizá ustedes no la conozcan, o haya llegado a ustedes a través de Los Mismos, pero chez Mamá Vintage apostamos a tope de pagüer por la versión original. Y por el arte urbano, que estará muy in, y será muy de trendsetter y toda la movida a tope, pero como todo, ya estaba inventado hace 40 años, y ya Los Tíos Queridos decían eso de Voy a Pintar las Paredes. Y ya habría en algún lugar una madre con el amoniaco preparado para arreglarlo. Me apuesto lo que sea.

¡Feliz Lunes!

Mary Wilson

Viernes: Metafísica Infantil.

De herencias:

“- ¿Cómo va lo del testamento?

– ¡¿¡¿¡¿Cómo que cómo va?!?!?!

– Sí… Si no sabes que te vas a morir, ¿cómo haces testamento?

– Mujer, lo haces antes, por si acaso…

– ¿Y si luego tienes más cosas?

– Pues las incluyes…

– ¿Y si te mueres de repente y no te da tiempo?

– Todo lo que haya se reparte entre los herederos…

– Pues ya son ganas de hacer papeles si se va a repartir igual.”

Lo que viene siendo ser práctico y medioambiental simultáneamente. La heredera es así.

¡Feliz Viernes!

Mary Wilson

Leo, leo… ¿qué lees?

Podría haberlo publicado cualquier día, hace unas semanas, previendo que llegaba el Día del Libro, pero la verdad es que no soy yo de consumir en efemérides señaladas, sino más bien, como decía el otro, en pequeñas y periódicas diócesis, que es como se deben cultivar las buenas costumbres.  Sean como fueren las suyas en lo que respecta al uso y disfrute, ya sea en propiedad o préstamo bibliotecario, de la lectura, les traigo unas recomendaciones testadas convenientemente en nuestras carnes para su solaz y recreo literario.

PARA MADRES (Y PADRES!) VINTAGE:

BIG TIME: LA GRAN VIDA DE PERICO VIDAL, de Marcos Ordóñez (Libros del Asteroide).

Alucinante la biografía de este ayudante de dirección que se codeó con los primeros espadas que rodaron en nuestro país en la época dorada del cine y que se hizo íntimo de Sinatra, entre otros.

Les gustará: si les interesa el género, si les gusta Doctor Zhivago, si son fans de Sinatra o tienen más juerga que un tablao flamenco.

LOS RENGLONES TORCIDOS DE DIOS, de Torcuato Luca de Tena ( Planeta).

Un clásico en la biblioteca, con una prosa deliciosa y una ternura indescriptible. Una historia cómica y dramática a la vez que combina ficción y realidad sobre la delgada línea que separa la cordura de la locura.

Les gustará: si les va el suspense, si les gustan las historias bien escritas, o les molan los casos clínicos y/o de hospital más que a House la vicodina.

UNA TEMPORADA PARA SILBAR, de Ivan Doig (Libros del Asteroide).

Ambientado en un rancho de Montana a principios del siglo XIX, cuenta la infancia de Paul Milliron y cómo influye el nuevo maestro para siempre en su vida y la de su familia.

Les gustará: si les interesan los relatos de colonos en el lejano Oeste o son fans de la Little House in the Prairie (qué pelazo tenía Michael Landon) o son decimonónicos a tope de pagüer.

PARA HEREDEROS:

OLGA DE PAPEL. EL VIAJE EXTRAORDINARIO, de Elisabetta Gnone (Duomo Editorial).

Un libro maravilloso sobre la importancia de contar historias y las excelencias de la imperfección, la diferencia y la sensibilidad. Una novela fantástica con una deliciosa manera de escribir.

Les gustará: si les gustan la fantasía y los relatos imposibles, si son fans de los personajes fuera de lo común, o los pequeños detalles les comen el corazón por dentro.

WONDER, de Raquel J. Palacio (Nube de Tinta).

Todos ustedes conocerán ya a estas alturas la historia de August Pullman, de sus diferencias y de cómo se enfrenta al mundo. Lo delicioso del libro es su carácter poliédrico, la capacidad de colocarnos en la situación de cada uno de los personajes, y de poner en valor la individualidad de las personas.

Les gustará: a herederos y adultos, en todo caso. Ojo, que es de llorar a chorros vivos en cascada.

EL GRAN GIGANTE BONACHÓN, de Roald Dahl (Alfaguara).

Hace unas tres décadas que llegó a mis manos y me voló la cabeza hasta el punto de convertirse en mi libro infantil y mi autor favoritos de todos los tiempos. La mezcla de humor, magia, ternura y sensibilidad que destila la historia y ese universo tan especial que sólo Dahl es capaz de crear hacen del libro un auténtico tesoro.

Les gustará: si creen en la magia y los sueños, si son fans de Dickens y los internados ingleses y disfrutan con los juegos de palabras con flema británica.

Y, como diría doña Mayra Gómez Kemp, hasta aquí puedo leer. A petición del respetable y el entramado redil (de redes, no de rebaños), iremos informando de nuestras lecturas y nuestras recomendaciones en futuras entregas de esta sección del blog, que espera retomar a partir de hoy sus publicaciones salerosa y periódicamente, comme d’habitude. Si quieren, déjennos sus opiniones y sugerencias al respecto en comentarios, que esos también los leemos (y contestamos!).

¡Feliz Miércoles!

Mary Wilson

Viernes: Metafísica Infantil.

Géneros literarios:

“- Mira mamá, la novela rosa es así, romántica…

– ¿Ah, sí?

– Sí. Tú estás ahí, tan tranquila, y de repente te sorprende el romance.”

¿Qué? ¿Cómo se les queda el cuerpo? Ahí les dejo con la reflexión, mientras corro raúda y veloz a comprar un lote de Mortadelos antes de que Corín Tellado posea por completo el cuerpo de la heredera.

¡Feliz Viernes!

Mary Wilson

Viernes: Metafísica Infantil.

Hora de merendar:

“- Ten cuidado y mastica bien…

-¿Y cómo se mastica mal? ¡Dímelo! ¡Igual llevo toda la vida masticando mal y no me he enterado!”

Y esto, queridos followers, es lo que en el siglo XXI se conoce como trollear a una madre con referencias a Piedrahíta.

¡Feliz Viernes!

Mary Wilson

Viernes: Metafísica Infantil.

WhatsApp Image 2017-11-18 at 13.28.05 (3)Atando todos los cabos:

“- Mamá, cuando monte mi propio colegio, ¿el Ayuntamiento me dará dinero?

– No creo… A no ser que sea un colegio público, no. Y los colegios públicos reciben fondos del Ministerio, no del Ayuntamiento.

Se queda pensando. Silencio. Más silencio. Cara de “que sea lo que Dios quiera.”

– Bueno, ya está: pido un crédito y ya lo iré pagando poco a poco.”

No crean, no, que es baladí su intención. Cuenta con plan económico y todo. Con menos, se han levantado emporios.

¡Feliz Viernes!

Mary Wilson